3 claves para una comunicación asertiva en cualquier situación

GGabriela 8 de marzo de 2024 7:06

Seguramente has oído hablar de la comunicación asertiva, pero ¿sabes realmente qué es y cómo puedes mejorarla? La comunicación asertiva es una habilidad que nos permite expresar nuestras ideas y sentimientos de manera efectiva y respetuosa, sin agredir ni dejar que nos agredan. Es fundamental en todas nuestras relaciones, tanto personales como profesionales. ¿Quieres saber cómo puedes practicarla? Aquí te presentamos las 3 claves para una comunicación asertiva en cualquier situación.

¿Qué es la comunicación asertiva?

La comunicación asertiva es un tipo de comunicación que se caracteriza por ser directa, honesta y respetuosa. Implica la habilidad de expresar nuestros pensamientos y emociones de manera clara y abierta, al mismo tiempo que respetamos los sentimientos y derechos de los demás.

La importancia de la comunicación asertiva radica en que nos permite establecer relaciones más sanas y satisfactorias, tanto a nivel personal como profesional.

Clave 1: Escucha activa

La escucha activa es el primer pilar de una comunicación asertiva. Implica prestar toda nuestra atención a la persona con la que estamos hablando, mostrando interés y empatía hacia lo que nos está diciendo.

La escucha activa no se limita a oír las palabras que se dicen, sino también a comprender el mensaje que se transmite, los sentimientos y emociones que se expresan.

Clave 2: Expresión clara de ideas y sentimientos

El segundo pilar de la comunicación asertiva es la expresión clara de nuestras ideas y sentimientos. ¿Cómo lograrlo? Aquí te damos algunos consejos:

  • Utiliza el 'yo' para expresar tus sentimientos: en lugar de decir 'Eres un desconsiderado', puedes decir 'Me sentí herida cuando…'.
  • Expresa tus necesidades y deseos de manera directa y clara: 'Necesito que me escuches ahora'.
  • Evita las acusaciones y críticas destructivas: en lugar de 'Siempre haces lo mismo', puedes decir 'No me siento cómoda cuando…'.

Clave 3: Respeto

El respeto es el tercer pilar de la comunicación asertiva. Implica respetar nuestros derechos y los de los demás, y tratar a las personas con dignidad y consideración. El respeto en la comunicación asertiva implica evitar cualquier tipo de agresión verbal, como insultos, gritos o palabras hirientes.

Ejemplos de comunicación asertiva

Aquí te presentamos algunos ejemplos de cómo puedes aplicar estas 3 claves en diferentes situaciones:

Situación Comunicación asertiva
Tu jefe te pide que trabajas horas extras 'Aprecio que cuentes conmigo para este proyecto, pero ya tengo compromisos familiares después del trabajo. ¿Podría hacerlo durante mi horario de trabajo?'
Tu pareja no te escucha 'Me siento ignorada cuando intento hablar contigo y no me prestas atención. Me gustaría que cuando te hable, me escuches.'
Tus amigos siempre cuentan contigo para los planes, pero nunca te consultan 'Me encanta pasar tiempo con vosotros, pero me gustaría que también tuvierais en cuenta mis preferencias cuando planeamos algo.'

Recuerda, practicar la comunicación asertiva es un proceso de aprendizaje. No te desesperes si no lo logras de inmediato. Lo importante es que estés dispuesto a mejorar y a trabajar en ello.

Más artículos

Ver también

Aqui hay algunos artículos interesantes en otros sitios de nuestra red.